Un blog de Mari Patxi Ayerra, que trata sobre la vida, la familia, la pareja, los amigos, … Dios

Querida pareja

Querida parejaQuerida pareja: os escribo tras la conversación sobre vuestra última bronca. La verdad es que el matrimonio no es nada fácil. Y la sexualidad no arregla las desavenencias, aunque a veces vivamos el espejismo de creer que nos acerca y ayuda a olvidar las diferencias. ¡Somos tan distintos hombres y mujeres!… Hay tantas cosas que nos alejan, como grande es el deseo de entendernos y de hacer un camino común. Pero la pareja perfecta no existe y cada uno tiene que ir inventando, poco a poco, la suya propia.

 El otro día comentábamos vuestro deseo de tirar la toalla, o de dejaros llevar por la seducción fácil del compañero de trabajo, o de la persona con la que compartes un rato, y puedes tener un encuentro sexual. Pero, se yo, que eso no os dejaría satisfechos, porque vuestros valores vitales son otros. Una noche loca, un “colchonazo”, lo podríais vivir cuando quisierais, sin gran esfuerzo de vuestra parte. Pero eso es lo fácil, lo que está de moda. En cambio, construir un proyecto común supone mucho más que la simple atracción sexual, que os llevaría a disfrutar un rato juntos, sin que hubiera entre vosotros nada sólido, ningún lazo más que os uniera. Y es que la afectividad y la sexualidad, llegan a su madurez, cuando los deseos se estructuran en coherencia con el proyecto de vida; y eso es lo que os mantiene unidos a los dos.

 Es curioso cómo, al volver de vacaciones, se farda de ligues veraniegos, se cuentan las vivencias sexuales por cantidad, que no por la calidad de las relaciones. Y el que ha estado luchando con uñas y dientes por echarle novedad a la propia pareja, por seducir al otro, por poner poesía en los encuentros y por mantener vivo el deseo y la ilusión común, se puede sentir como un poco antiguo, ya que “se lleva” experimentar lo nuevo, y no repetir nada de lo que nos gustó el año anterior. Con esa cultura de ser el primero en tener lo último, si uno no tiene muy claro lo que quiere, puede hasta sentir envidia de las conquistas de los de alrededor, que han vivido una sexualidad variada y divertida, con diferentes personas cada día. Pero el mundo es mucho más grande que el propio ombligo, y los otros no existen en función de las necesidades y deseos de uno.

 Esta moda de usar y tirar, que antes pertenecía a la frivolidad masculina, hoy “se lleva” que sea la actitud de las mujeres liberadas, eligiendo el cuerpo a cuerpo, el sólo deleite, sin compromiso alguno. Y aunque siempre se ha dicho que las mujeres dan sexo para conseguir amor y los hombres al contrario, resulta que muchas están intentando vaciar de afecto la sexualidad, en aras de su independencia y de su lucha por la igualdad, con lo que caen en el mismo error en el que antes caía el género masculino.

 Vosotros sois de los que vivís el sexo unido al amor, pero para mucha gente estos términos se están disociando y huyen de los vínculos emocionales, buscando solo una conquista. Estamos en momentos de cambio de valores y, hay que reforzar mucho los propios, para elegir cómo se quiere vivir. Y eso os tiene que fortalecer en vuestra relación, el saber que queréis gastar todas las energías en seduciros mutuamente, en conquistaros cada día, en haceros la vida más fácil y más bonita, el uno al otro, sin dejaros llevar por ese capricho “adolescéntico” de mirar a los otros como posibles contrincantes de juego sexual, en vez de tratarles como seres humanos con sus atractivos físicos, intelectuales, relacionales o estéticos.

 El vivir en la sociedad de consumo, generadora de deseos y necesidades constantes, para mantener el capital en danza, hace que hasta las relaciones se hayan contaminado de ello y hasta parece un valor el desear el cónyuge del otro, como dice el noveno mandamiento, que ha recuperado curiosa actualidad.

No quisiera yo que mis hijos o hijas consideren el sexo como un placer a su disposición, para usarlo o tirarlo cuando quieran. Menos mal que un reciente estudio dice que los adolescentes ven el sexo como la culminación de un proceso emocional. Pero se debaten en una postura ambigua que les lleva a ejercer el control sobre su deseo sexual, y el temor a ser tachados de estrechos por ello. También hemos visto reportajes en los que los adolescentes, ellos y ellas, practican sexo sin control, en el baño de la discoteca, en el coche o en un jardín; cuando todavía les falta maduración personal y crecimiento intelectual, aunque físicamente estén muy desarrollados.

 Hoy en día existen parejas de muchos tipos y cada una de ellas tiene sus reglas de oro. Para vosotros, como para mí, la lealtad, la fidelidad y el respeto, son sagrados y nos llevan a sentirnos comprometidos a darle vida a la pareja, a mantener la atracción y la seducción del otro hasta el fin de los días, a llenar la sexualidad tanto de placer como de ternura, de sorpresa como de conocimiento, de diversión como de amor incondicional. Y mientras uno busca trabajarse lo propio, no anda gastando energías en fantasear con lo que podría ocurrir si llamara a otra puerta…si viviera una aventura con otra persona.

 Curiosamente, en el mundo virtual se dan muchas infidelidades, por aquello del anonimato de la red. Será importante, si uno tiene necesidad de buscar otras cosas, analizar qué carencias tiene en su relación, que podrían mejorar, o plantearse si no será un infantilismo el “jugar a seducir”, por que nadie me ve… o es algo más grave. Porque, cuando uno ha comido bien, no tiene hambre, pero si uno no está satisfecho, se queda con la necesidad de seguir picoteando. Habrá que ver si la sexualidad vivida deja a la pareja satisfecha, o no se piden cosas por pudor, o no se implica uno lo suficiente, por vagancia, o es aburrida, rutinaria y monótona… Las relaciones sexuales son un capítulo importante en la vida de toda pareja, y hay que hablar de ellas, como se habla de todo lo que ocurre entre los dos. Hay que pedir lo que se desea, buscar los momentos adecuados para el amor, poner fantasía y creatividad en los encuentros, “desmelenarse”, ser divertidos, variados, osados y tiernos y, como en la mesa, cambiar un poco el aliño de los alimentos, la forma de guisarlos para que resulten más sabrosos y apetecibles, para no ser monótonos en la gastronomía ni en la sexualidad.Bzó

 Y aunque las encuestas digan que una de cada cinco personas sueña con hacer el amor con un desconocido, y Woody Alen afirme que “el sexo sin amor es una experiencia vacía pero, como experiencia vacía, es una de las mejores”,… pues, en tiempos de anemia amorosa, sigamos nosotros apostando por el sexo con amor, que es la apuesta más difícil y bonita en la que nos hemos embarcado. ¡Animo y adelante, chicos!

Un abrazo Mari Patxi

REVISTA HUMANIZAR

CINCO IDEAS PARA DESAPRENDER

que los problemas de pareja se arreglan en la cama

que la pareja sana no debería enfadarse nunca.

que una noche loca suple la comunicación.

que el deseo sexual se va perdiendo con los años

que la ternura nada tiene que ver con el placer sexual

CINCO COSAS QUE HAY QUE TENER CLARAS

que las crisis pueden ser una oportunidad para crecer como pareja

que cuando en una pareja los dos piensan igual, es porque uno no piensa

que el encuentro sexual ayuda a sentirse más cerca y predispone a la comunicación

que el deseo sexual está en la cabeza, no en los genitales.

que cada pareja puede, y “debe”, mantener vivo su juego sexual hasta el fin de los días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: