Un blog de Mari Patxi Ayerra, que trata sobre la vida, la familia, la pareja, los amigos, … Dios

Querida sexualidad

Querida sexualidadQuerida sexualidad: Te extrañará que me dirija a ti, pero lo hago porque creo hay un poco de lío en el ambiente, con lo que tú supones en la vida de la persona y de las parejas en general. Tú vienes incorporada a la naturaleza, desde aún antes de nacer. Uno llega a este mundo con cuerpo femenino o masculino, y va aprendiendo a comportarse como mujer o como hombre, según los modelos que tiene alrededor. Es la sociedad la que sexualiza a la persona, además de las inclinaciones que uno posee en su interior, por eso es tan fundamental y básica una buena educación sexual para el desarrollo de todo niño y niña.

Has de reconocer que estás muy de moda. Se habla de ti constantemente, y no siempre con limpieza y exquisitez, sino que en muchas ocasiones se te recuerda de forma sórdida y oscura. Verás, cada vez que abro mi ordenador, me encuentro con un montón de correos que me recuerdan tu importancia y la urgencia de una hiperactividad sexual, como si eso fuera la panacea de la felicidad. Me ofrecen unas imágenes burdas, que nada tienen que ver con el amor, y unas pastillas con las que conseguir pasarme el día en constante ejercicio sexual, como si de una gimnasia alucinante se tratara, o tú fueras el único motivo de mi vida.

Me preocupa esta invasión de tu presencia, porque te prostituyen, y nunca mejor dicho, te venden como si fueras lo único, lo esencial, el símbolo de la juventud y el sinónimo de la plenitud. El cibersexo está al alcance de todos y, hasta en la Second Life, esa vida fantástica que han inventado, crean los seres asexuados para que uno pueda elegir su sexo y el tamaño y forma de sus genitales. Voy a comprar el periódico y me saltan a la vista portadas de cuerpos desnudos, en plena actividad sexual que, para mí es algo que pertenece a la intimidad de dos personas. Pongo la radio y me entero de que “ya en el mes de mayo, no quedaban plazas para la Universidad del Sexo”, que creo van a poner en marcha en el próximo curso. En las últimas páginas de los periódicos, junto a las ofertas de películas infantiles, vienen las fotos de unas señoras pechugoncísimas, junto a caballeros de genitales con tamaño de animal… Y todo esto se nos mete por los ojos, que hasta hay que hacer un esfuerzo extra por no verlo, cuando a uno le desagrada.

Por si a alguien le chirría, igual que a mí, quiero comentar que creo existe una obsesión permanente en mantenerse en la eterna juventud y, como cuando uno no ha madurado, a veces piensa con su sexo, en vez de con su cabeza, nos proponen que parezcamos todos sexualmente adolescentes, con un deseo constante e insatisfecho, para demostrar que somos supermanes o superwomans, en cuanto a nuestros instintos y apetencias.

A mí, con esto me pasa como con la comida, que me encanta comer, pero me molesta cuando estoy con alguien insaciable, que come pantagruélicamente, con ansiedad, al que todo le parece poco y no termina nunca de llenarse. Son los que barren el final de todos los platos y siempre parecen insatisfechos. Y tan enfermedad es la bulimia como la anorexia. En lo referente a tu vivencia se dan también los dos casos; los que tienen horror al sexo, o lo soportan sin disfrutarlo, sin llenarlo de amor y sin sacarle toda su chispa, y los que viven obsesionados contigo, como si nunca terminaran de estar satisfechos, como si no hubiera suficientes horas en el día para vivir la sexualidad que dicen necesitar.

Para todos estos están las tiendas del sexo, todas esas ofertas de juguetes, malavares, supletorios y encuentros, que nada tienen que ver con el amor, sino con la obsesión sexual de estar todo el día dando vueltas a su deseo y no son capaces de ver en una persona del otro género, algo más que un posible contrincante para su gimnasia sexual.

Y conste que veo estupendamente que las parejas utilicen los medios que quieran, al servicio de su juego sexual y de su encuentro amoroso. Porque la realidad es que es eso, un juego de a dos, al que pueden añadir toda la fantasía, diversión y creatividad que quieran, siempre que se respeten mutuamente y mantengan las reglas del juego de acuerdo los dos. Es importante recordar que el tamaño no importa, de verdad, que la vagina es “tan acogedora que se acopla al tamaño del visitante”, así que nadie busque dimensiones que no sirven para nada.

Pero, que no me vengan a anunciar más veces, a mi pantalla, que mi felicidad está en encontrar la pastilla del eterno deseo… que no me invadan más mi terreno personal, vendiéndome algo que no quiero conseguir. No pretendo, ni pretendemos, porque esta parcela la vivo en compañía, ser los mejores gimnastas, ni los más frecuentes, ni los que midamos la felicidad de nuestra vida por la cantidad de nuestros encuentros. Sí que procuremos cuidar la calidad… es decir, la ternura mutua, la diversión, la belleza, las risas, la complicidad, las confidencias, los secretillos que sabemos el uno del otro y que con los años van haciendo más rico nuestro amor, más sublime, más sagrado, más auténtico y menos soso, menos urgente, menos frío. Porque nuestras vidas se van tejiendo al unísono, lo que hace brotar una historia común, de dos cuerpos que envejecen juntos, a base de muchos encuentros y algún desencuentro, de experimentos, de pasiones, de complicidades, que son los que hacen que el encuentro sexual y el deseo se mantenga vivo hasta el fin de los días.

Porque el deseo sexual no está en los genitales, ni en los elementos externos que añadamos a nuestra sexualidad, ni lo activan las pastillas mágicas, o falsos medicamentos, sino que son los pensamientos, el discurso interior que tenemos, el cariño hacia el otro, el dejarse sorprender, el vivir las fantasías comunes, el echarle un poco de chispa, novedad y risas… Que no nos engañen con sucedáneos tuyos, querida sexualidad, que eres la que nos haces sentir, actuar, seducir y gozar como hombres y mujeres creados por Dios para ser felices y amar al otro como a nosotros mismos. Buzón

No permitas que te falsifiquen con imitaciones, ni te oculten bajo misteriosos misterios que hacen dudosa tu valía. Tú formas parte de nuestro ser persona y de nuestra maravillosa capacidad de comunicarnos y de aumentar la prole, que es uno de los milagros que envuelven la grandeza del amor y del vivirte bien.

Gracias por estar ahí, seguiremos hablando Mari Patxi

REVISTA HUMANIZAR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: