Un blog de Mari Patxi Ayerra, que trata sobre la vida, la familia, la pareja, los amigos, … Dios

Queridos posibles padres

Queridos posibles padresQueridos posibles padres: Me vais a perdonar que me meta en este tema tan delicado, tan sagrado, tan vuestro. Sé cómo lo estáis pasando, al no lograr “embarazaros”. Además, cuando una pareja decide tener un niño, da la maldita casualidad de que los de alrededor, amigos y conocidos, están llenos de hijos y no hacen más que hablar de ello, lanzándoos indirectas, como si dudaran de vuestra generosidad o de vuestra capacidad reproductiva. Y, como este tema está tan unido a la sexualidad, sois el blanco de todos los chistes del saber y el poder, de la pasividad sexual y del empuje de toda la pandilla.

 Es bonito con qué cariño os dejaron los amigos la suite de la casa rural, entre bromitas sobre vuestra reproducción y vuestra capacidad amorosa. Sois el centro de todas las preguntas sobre la familia y parece que toda la humanidad se ha confabulado para hacer que este sea el tema estrella de todos los lugares por los que transcurre vuestra vida. Todos los amigos se han convertido en padres, os ofrecen la ropa, el cochecito, la trona y los mil artilugios que envuelven la vida de un niño y os la tienen guardada (molestándoles, que se les nota) para pasároslo en cuanto haya el más mínimo anuncio de hijo. Ellos, mientras, se han convertido en padres, solo padres y ya no les interesa nada más del mundo, porque no hablan de ninguna otra cosa que no sean sus infantes, las comidas, las cacas, las guarderías y los abuelos.

 Encima, vuestros más amigos, esos a los que les costó tanto conseguir un hijo, se han embarazado del siguiente casi inmediatamente, sin técnicas complicadas, cursillos ni visitas médicas. Y los demás os los ponen de ejemplo continuamente. Se os ve incómodos y ya no sabéis que respuesta inventar para salir airosos, sin tener que contar todo el proceso que estáis viviendo. Yo, con todo el respeto del mundo, quiero proponeros que os despreocupéis, que no dejéis que el tema os obsesione, porque así hasta el deseo sexual desaparece, al convertirse en prioritaria la reproducción. Parece que sólo la habilidad física y la frecuencia son lo importante y hasta que desplazan al amor.

 El otro día una amiga matrona me contaba que sólo el 30 por ciento de las donaciones de semen eran fecundas. Y es que el tipo de vida que se vive hoy, el estrés laboral y lúdico al que estáis sometidos, influye mucho en la calidad de vuestros encuentros y afecta a las relaciones sexuales. Pasáis un montón de horas fuera de casa. Tenéis que “sudar bien la camiseta”, para poder pagar el piso y esos viajecillos que tanto os gustan y, además, hasta cuando vais al gimnasio, entre ejercicio y ejercicio, y en la bicicleta estática aprovecháis para leer el correo electrónico. Quizás sea demasiado agobio, aunque las relaciones en el trabajo sean cordiales y el ambientillo del gimnasio también, pero, cuando llegáis a casa, al final del día estáis destrozados.

 De acuerdo que tenéis tiempo para ir al cine, cenar con los amigos y hacer ejercicio, pero reconoceréis que os pasáis la vida corriendo. Y, claro, eso afecta a vuestro cuerpo que está agotado y a vuestra mente que está hiperactiva, dispersa y agitada. Igual, en vez de tanto análisis y agitación sexual, lo que necesitáis son unas vacaciones solos… si, solos, sin grandes pretensiones de aventuras y lugares extraños. Pasar unos días reconquistándoos, redescubriéndoos, disfrutándoos el uno al otro. Un viaje sosegado, como si fueran las vacaciones del siglo, el viaje de novios más cuidado del mundo, en el que no dejéis colarse la rutina, ni los reproches, ni la monotonía. Unos días contemplativos, románticos, especiales, preciosos, en el que os cuidéis físicamente, en el que os regaléis vuestra mayor ternura, en el que refresquéis vuestro proyecto común de familia, de hogar, de trabajo y de vida. Haciendo el amor con el corazón, no con la cabeza, y a fuego lento, con mesura, como canta Rossana. Un viaje al que invitéis especialmente a Dios, que es el más interesado en vuestra realización personal y de pareja. El que tiene para vosotros un proyecto de felicidad y plenitud, de familia abierta al mundo y comprometida en su mejora, de hogar acogedor y de gente que ayuda a otros a vivir mejor, siendo una, mejor dicho dos, manos amigas tendidas a los otros.

 Ese Dios, que se ha encargado de poner belleza y poesía en vuestros cuerpos, que os regala la atracción mutua, la pasión, las risas y la ternura y que se entusiasma al ver crecer el amor entre vosotros. Quereros con El a pleno pulmón, disfrutaros, reenamoraros, contaros qué suponéis el uno para el otro y desagobiaros de la obsesión de embarazaros. Ponerlo en manos de Dios, que os ayudará a descubrir si, además, tenéis que recurrir a la adopción de algún niño mal amado, que tenga por el mundo, preparado para vosotros. Siempre está esa posibilidad ahí, que pueda tranquilizaros y hacer desaparecer la fijación reproductiva de vuestros amores. Además, bien sabéis vosotros que hay otras muchas maneras de ser fecundos.Buzón

 Pero ese viaje loco que os propongo, con Dios de invitado, hacedlo a menudo, para retomar fuerzas, para hacer la gran parada, como los aviones, la puesta a punto, como los coches, o un chequeo como los cuerpos. Os recuerdo que tanto rompe el amor el obsesivo control de la natalidad como la prisa por conseguirla. Quereros, quereros mucho y bien y no dejéis para el amor el final de la jornada, cuando estáis tullidos de trabajar o de correr la vida. Es un capítulo muy importante de la vida, al que hay que regalarle su tiempo y su interés, su despaciosidad y su misterio, su creatividad y sorpresa.

 Así que, ánimo y adelante. Que Dios bendiga vuestro amor… y vuestro árbol genealógico.

Mari Patxi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: